Cuando la innovación se pone al servicio de la gente: La luz colectiva de Foroba Yelen

Una necesidad es suficiente para que surjan ideas ingeniosas para satisfacerla. Este es el caso de el italiano Matteo Ferroni, un arquitecto quien basado en un estudio antropológico y poniendo al máximo sus capacidades de innovación, le ofreció a la comunidad de Cinzana en Mali, África, la posibilidad de tener luz artificial en las noches, ya que la mayor parte de las tareas que se realizan allí, se hacen en la noche, pues en el día, el calor no lo permite.

Una llanta de bicicleta, latas de gaseosa fundidas, fuentes de luz LED y una batería recargable con paneles solares pequeños fueron los materiales empleados por el arquitecto para la construcción de la Foroba Yelen, nombre que le dieron las mujeres de la comunidad y que traduce, luz colectiva.

La ingeniosa lámpara puede llevarse de un lado a otro y ha influido de manera positiva en las costumbres del lugar, respetando en medio ambiente. Los aldeanos han aprendido a arreglarla y ha, incluso, hacer nuevas farolas, para garantizar que el proyecto perdure en el tiempo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s