El ACV también puede afectar tu vida

Aunque la enfermedad cerebrovascular no diferencia entre sexos, las mujeres están más expuestas al peligro de sufrirla por factores de riesgo propios de su género. Reconocer los signos y acudir a un centro de salud de forma inmediata puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Mensaje para el DM del Ictus_1

Las siglas “ACV” no sólo designan una afección que puede llegar a ser mortal, sino que también conforman las iniciales de tres signos que pueden dar pistas del padecimiento de una enfermedad cerebrovascular y que, al ser detectadas a tiempo, pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Los especialistas recomiendan ponerle atención a estos 3 signos:
A, por “Adormecimiento” de una mitad del cuerpo, cuando la persona no puede levantar ambos brazos porque uno de ellos no responde
C, por “Cara”, cuando al pedirle que sonría su rostro está desviado
V, por “Voz”, cuando al hacer una pregunta no puede responder, habla enredado o dice incoherencias.

“Si uno o varios de estos síntomas se presentan de forma brusca, lo más probable es que sea un ACV y el paciente debe ser trasladado de inmediato a un centro hospitalario. Esta urgencia está basada en el concepto ´tiempo es cerebro´, pues cuanto antes se comience a tratar al paciente, mayor cantidad de neuronas podremos salvar”, advierte Mario De Bastos, médico neurólogo y Coordinador del Grupo de Trabajo en ACV de la Sociedad Venezolana de Neurología.

En el #DíaMundialdelACV, que se conmemora anualmente el 29 de octubre, el llamado es a aprender a detectar los signos, a mantener un estilo de vida y alimentación saludables y, sobre todo, a tomar conciencia del mayor riesgo que representa para las mujeres en relación con los hombres.

Mensaje para el DM del Ictus_2

ACV, Ictus, enfermedad cerebrovascular, trombosis cerebral, isquemia cerebral, infarto cerebral, hemorragia cerebral, derrame cerebral, son todos términos que se refieren a una misma afección, definida como “lesiones cerebrales producidas por una falla en la circulación de la sangre, debido a la obstrucción de un vaso (arteria o vena cerebral) que impide que la sangre llegue a una parte del cerebro; o por la ruptura de un vaso cerebral con salida de sangre dentro del cerebro”, explica De Bastos.

Síguenos en @bayerinnovacion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s