“Bichos que controlan bichos”

Día a día crecen las exigencias de los consumidores por tener alimentos sanos, producto de una agricultura limpia y sostenible. En Bayer creemos que esto es posible, integrando todas las posibilidades que ofrece la agricultura moderna que incluyen tratamientos químicos y por supuesto, productos biológicos.

 

Si bien no existen cifras oficiales, se estima que el control biológico puede alcanzar un 10% de la protección de cultivos en la industria de flores en el Colombia.

“La integración de las herramientas químicas con productos biológicos y bio-controladores es una tendencia mundial por los beneficios que traen a los agricultores y operarios de los cultivos, así como al medio ambiente. En nuestras manos está el cambio, hay que intentarlo y creer en la innovación”, explica Julián Cuspoca, ingeniero agrónomo e investigador de Bayer en la Sabana de Bogotá.

DSC00613

Los productos biológicos abarcan bio-insecticidas, bio-fungicidas (el área de expertise de Bayer) y bio-controladores (insectos benéficos y que son depredadores naturales de insectos plagas). Son una excelente herramienta de prevención para algunos problemas en los cultivos y complementan el control químico que es necesario cuando existe un nivel de infestación tal, que se superan los niveles de daño económico, “en el primer caso actúan de manera preventiva y en el segundo, de manera curativa”, explica Alexander Escobar, ingeniero agrónomo y fundador de Bichópolis.

La importancia de los biológicos y bio-controladores

En la industria de flores ornamentales, los productos biológicos son cada vez más una alternativa de gran importancia, por las siguientes razones:

  • Son aliados para la industria de innovación, pues ayudan a que las moléculas innovadoras sean manejadas adecuadamente, el productor las tenga disponibles por más tiempo y se disminuye la aparición de resistencia de las plagas y enfermedades a un grupo químico determinado.
  • Mejora el estado de los cultivos agrícolas pues no genera fito-toxicidad y facilita las labores y controles culturales de operarios en los cultivos.
  • Mejora la competitividad de las empresas, pues mejora la calidad de las flores producidas y permite manejar de forma adecuada los agroquímicos.
  • Contribuye en los procesos de certificaciones internacionales, ya que se reducen los consumos de plaguicidas químicos de uso agrícola, indicador importante en este tipo de procesos.
  • Es un factor diferenciador e innovador en las empresas que logran implementar la herramienta dentro del Manejo Integrado de Plagas (MIP) en sus cultivos, teniendo nuevas oportunidades de mercado que pagan un precio mayor por este tipo de implementaciones en los procesos productivos.

En el Día Internacional de la Diversidad Biológica nos complace recordar que desde 2013 incluimos este tipo de alternativas en nuestro portafolio de productos de protección de cultivos, como parte de las soluciones que permiten producir más y mejores alimentos.

Síguenos en @BayerInnovacion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s